RECOMENDACIONES

1.- Solicite presupuestos desglosados.

De esta forma podrá comparar mejor y conocer el coste real de su obra.

Conseguir entre 3 y 5 presupuestos. Descarte los poco elaborados o con precios muy extremos, ya sea a la baja o al alza.

Con los restantes elija una base común y solicite una revisión de los presupuestos.

2.- Exija un contrato.

De esta forma no deja al azár las posibles incidencias que puedan surgir. Cuánto más claro, mejor para todos.

3.- Cuente con un técnico profesional.

Los servicios de un técnico que conozca la normativa vigente le puede suponer un importante ahorro, tanto para una correcta ejecución material como para evitar problemas futuros con ayuntamientos y comunidades.

4.- Exija un seguro.

Toda empresa del sector de construcción debe contar con un seguro de R.C. Tenga en cuenta que en caso de siniestro es usted responsable subsidiario, lo que puede convertir un ahorro en una importante fuente de problemas y de gastos.

5.- Exija garantías.

¿Qué pasa si al cabo de 6 meses tiene problemas con la reforma? ¿y si la empresa ya no existe?. Exija alguna prueba de que la empresa lleva tiempo en el mercado; solicite conocer sus oficinas, los medios de que dispone, el tiempo que lleva en el mercado. Elija empresas solventes y asentadas en el mercado.

6.- Trabaje con margen.

Calcule entre el 10 y el 15% para imprevistos. Tenga en cuanta que si es necesaria licencia, tendrá que abonar al Ayuntamiento el Impuesto de Construcción, Obras e Instalaciones (4%) y la Tasa por Prestaciones de Servicios Urbanísticos, cuyo importe difiere para cada ayuntamiento.